Relatos Eróticos - La mujer manca



Disponible en Apple Store
En 1943 se vivían momentos de convulsión en Francia, debido a la invasión alemana, algunos grupos se unieron para resistir la invasión. La soledad había invadido las vidas de los habitantes también la de Julie, “La mujer manca”. Así la llamaban desde niña cuando inocente jugaba con unas balas que acabaron explotando y destrozándole una mano y parte del brazo.

Ya con veinte años Julie dedicaba sus años de juventud como “enlace” en la resistencia francesa. Su trabajo era arduo y peligroso y solían escasear los recursos para autofinanciarse. Por esta razón unas cuantas chicas utilizaban el “centro de enlace” para llevar a cabo encuentros furtivos con hombres dispuestos a ver un liguero, mirar como las chicas se desvestían y se meneaban delante de los hombres.

Las acciones de Julie y sus compañeras estaban muy por encima de cualquier convicción moral o religiosa, para ellas mantener la resistencia ante la invasión nazi estaba por encima de cualquier otra cosa.

El día que le toco el turno a Julie, entró en la habitación, se sentó en un catre ...