martes, 4 de agosto de 2015

El odio está admitido - Relato erótico

En un relato erótico se conjugan una serie de elementos y entre ellos el odio está admitido


.. Odiar al vecino podría ser un sentimiento mucho más común de lo que creo. Aunque odiar es demasiado decir para describir el desagrado que me produce ese pequeño hombrecillo albino y su perro. Hace dos veranos las noches y las madrugadas eran insoportables, se le oía cantar medio borracho, otras noches después de largos silencios empezaba el concierto de ruidos, algunas veces era el ruido de una cama y el golpe ritmico y constante de lo que imaginaba como un mete y saca. Una víctima, una puta, seguro, él no podía aspirar a nada más que a sexo de pago. La puta no hablaba, sólo lo hacía él, masticando murmullos de alcohólico envejecido...

Seguro no has leído lo mejor



Virginia Plà