jueves, 18 de diciembre de 2014

Algo - Relatos eróticos



Me eche a su lado, apoyé la cabeza sobre su hombro, estaba cómoda pero de pronto sin previo aviso él se levanto con urgencia al baño, mi cabeza cayó sobre la cama con el peso de una bola de billar, le siguió en resto del cuerpo, ahora permanecía boca abajo rozando las deformidades del colchón que llevaba años pidiendo un cambio. Tomé conciencia de que un muelle me rozaba entre las piernas, empujaba con firmeza sobre los labios desnudos. De pronto mi pensamiento fue atacado por una multitud de recuerdos que ya creía perdidos. Una imagen se hizo presente, la de aquel profesor del instituto al que todas temíamos y deseábamos ver con las mismas ganas cada día.
Tenía un bulto entre las piernas que era imposible no ver...

Virginia Plà